domingo, 9 de abril de 2017

Últimos días en Asia, la Gran Bangkok

Llegando a la recta final del viaje, los últimos momentos en Asia los pasaría en la capital de Tailandia, ya bastante cansado pero con muchas ganas de conocer esta hermosa ciudad.


A unos minutos del hotel se encuentra el Templo del Buda Dorado (Wat Traimit), en el cual, como su nombre lo dice, se encuentra el Gran Buda Dorado. Esta estatua tiene una historia curiosa pues anteriormente estaba cubierta de un material terrozo (arcilla, barro) y al tratar de trasladarlo se rompieron las cuerdas, se estrelló en el piso y evidenció su verdadero material. Es muy bello! Todo en conjunto vale muchísimo la pena de visitar.

Imagen tomada de la web, Templo del Buda Dorado

Después caminamos por China Town, una locura como todos los barrios chinos, si sumamos lo tailandés, es único. Llegamos hasta el Wat Mangkon Kamalawat, el templo budista chino más importante de Bangkok, con características muy distintivas, un templo que vale la pena visitar si se encuentran en el barrio chino.

Wat Mangkon Kamalawat
Barrio Chino

A continuación fuimos a uno de los grandes íconos de la capital tailandesa y uno de los templos más hermosos que visité durante todo mi viaje: el Wat Pho. Este templo fue construido por ahí de los 1600, al pasar la capital tailandesa de Ayuthayya a Bangkok varios reyes fueron remodelando y agregando salas hasta que en los 1800 se construyó el Gran Buda Reclinado, símbolo principal de este templo.

Puedes perderte horas recorriendo todos los rincones de este lugar, hermosas estupas decoradas de muchos colores y por supuesto el Gran Buda Reclinado, ninguna foto le hace honor pues al encontrarse techado es difícil captarlo en todo su esplendor.







Nos dirigimos después al Palacio Real pero faltaba una hora para que cerrara, así que decidimos visitarlo el día siguiente.

Continuamos hacia el noreste para visitar el Wat Suthat Thepwararam, una delicia de templo pues al estar tan alejado de la zona álgida del turismo en Bangkok emana muchísima paz. Al ser alrededor de las 4 pm ya estaba muy cansado y utilicé este templo para descansar un poco dentro de la sala principal en el cual se encuentra un Buda hermoso. Al lado de este templo se encuentra el gran columpio, que no tengo idea por qué no tengo en fotos.


El último templo del día sería el Wat Saket (montaña dorada), un templo diferente para los estándares de Bangkok pues se encuentra en una pequeña montaña rodeada de puestos ambulantes en donde encuentras lo que quieras, comida, souvenirs, ropa, juguetes etc. Al ir subiendo el templo encuentras campanas, tambores que puedes ir tocando para relajar el espíritu. Al llegar hasta la cima encuentras una estupa adornada con telas y puedes disfrutar de una panorámica de Bangkok. Apreciamos un hermoso atardecer y después bajamos.

Panorámica del Wat Saket

Cima del Wat Saket

Para cenar fuimos a Khao San Road, calle de los mochileros, ahí encontramos fiesta por todos lados! Me comí un escorpión y comimos en un puesto. La verdad no me gustó tanto pero no podía dejar de visitar este lugar. Al final disfrutamos un festival atrás del Wat Pho por el Ji Peng, en donde vimos danza contemporánea, tradicional, algunos cantantes y lo más hermoso, un desfile de barcos iluminados en el Chao Praya. No tengo idea de que pasó con las fotos y videos de esa parte del recorrido...




Al día siguiente fuimos al Palacio Real de Bangkok y debo decir que es uno de los lugares más espectaculares en los he tenido la fortuna de estar, si pudiera darle una corriente arquitectónica occidental, esta sería el churrigueresco. Todo es muy cargado visualmente pero armónico.

Esta Palacio fue la morada de los Rama y cada uno fue agregando puertas, monumentos, templos y demás edificios hasta convertirlo en una ciudad pequeña. Aquí se encuentra el buda más venerado de Tailandia, el Buda Esmeralda, el cual se encuentra tallado en Jade y como mencioné en el capítulo anterior, proviene de Chiang Mai.
Importante, los horarios son de 8:00 am a 3:30 pm, por lo que hay que prevenir eso. La vestimente es importante, no se puede ingresar con bermuda ni camisa sin mangas.

Te puede tomar 4 o 5 horas visitar a conciencia este lugar, hay muchos templos muy bellos, exposiciones, museos y simplemente pasear te atonta por tanta belleza rodeándote.

Una de las pocas que rescaté con mi celular

Alrededor de la 1 de la tarde me empecé a sentir mal, como con fiebre, tenía frío (aunque hacían más de 35 grados) y me dolían las piernas, como al día siguiente tomaría mi vuelo de regreso decidí regresarme al hotel mientras mi amigo iba a conocer Salón del trono y el Palacio Vimanmek

Yo me la pasé descansando, Luis llevó una pizza, programamos el taxi para el aeropuerto y fuimos a dormir.

lunes, 3 de abril de 2017

Elefantes, rafting y treking

El viaje de mi vida estaba llegando a su fin, una de las actividades que más se realizan alrededor de Chiang Mai es un treking por la selva y visita a una comunidad de la tribu Karen (cuello largo) y paseo por elefante. Primero les contaré lo que viví y después les daré mi opinión.

El día anterior contratamos un tour para hacer las actividades que les mencioné anteriormente con una agencia en la ciudad por 1400 bath por persona. Pasaron por nosotros a las 8 am y pusimos rumbo a la aventura.

En este tour conocimos a varios viajeros de diferentes partes del mundo, con los que hicimos amistad fueron un par de Irlandeses que nos contaron una de historias increíbles! A uno de ellos le pusieron droga en su bebida y acabó hospitalizado, cuidado de donde dejan sus tragos!

Lo primero que hicimos fue parar en un mercado para comprar provisiones, obvio a precio de turista, por lo que es mejor ir preparado para no pagar de más. Posteriomente fuimos a un orquidiareo y mariposario donde podías comprar joyas hechas con esta flor. Algo bonito para empezar el viaje.


La siguiente parada la hicimos para desayunar, nos dieron arroz, huevo y un poco de pollo, la comida regular, nos pusieron nuestros nombres en letras tailandesas y comenzamos el treking. Caminamos por unos sembradíos hasta llegar a un río, en donde mi amigo Luis se cayó y se mojó la mitad del cuerpo, salvando la cámara, eso sí, varios sufrieron caídas, ninguna lesión, pura diversión.
Mi nombre en Tailandés, la carita es a parte

Continuamos hasta las faldas de un cerro el cual requiere un estado físico medio para poder recorrerlo, el paisaje muy bello y hacer ejercicio al aire libre siempre es reconfortante, debo decir que a estas alturas del viaje mi condición física había mejorado mucho, por lo que no me costó trabajo realizar la caminata. Nuestro guía nos fue explicando de la flora y fauna de la región. Me gustó bastante.


Alrededor de las 3 pm llegamos al campamento, donde nos alojaríamos en unas cabañas muy rústicas y todos amontonados, pero por el precio no parecía tan malo. Comimos y después inició la "cabalgata" en elefante. Aquí quiero mencionar algo, los elefantes están descuidados, los amenazan y le pegan para que hagan lo que el "mahut" les ordene, son muy tranquilos estos animalotes y en ningún momento te sientes en peligro.

Animalitos hermosos
Debo decir que montar en elefante fue una experiencia extraña, la piel del mamífero es muy rugosa y llena de pelos gruesos que pueden lastimarte si no llevas pantalón, la cadencia del animal es lenta y te permite acomodarte sin problema, lo feo es que llevan cadenas y los mahut los maltratan. Al final los elefantes se bañan en el río y puedes compartir tiempo con ellos.


Ya en la noche prendieron una fogata e inicia la danza de las Karen, se ve todo montado, artificial, no creo que a nadie le guste que lo observen como en una especie de zoológico, en fin, lo bello fue la música que tocaron, también nos ofrecieron huevo con hongos, estos últimos crecen en las heces del elefante y como vi en varios viajeros pueden alterar un poco la percepción. Yo sólo veía las cosas más nítidas, como HD, no sentí algo más.


Mencionan que la tienda de ahí se llama 7 eleven, porque abren a las 7 y cierran a las 11, vende agua, soda, cerveza, caros pero nada fuera de lo común, mientras la fogata se iba extinguiendo nos quedamos un Argentino (que no hablaba inglés y que por eso se la pasó junto a nosotros) los dos irlandeses y nosotros, al haber cerrado la tienda ya no teníamos que tomar así que los muchachos del tour nos ofrecieron un destilado de raíces, no sé de cuales que apenas y estaba tomable, pero sirvió para el cometido.

Niñas Karen bailando
Ya para irnos a dormir los perros que había en la tarde y que eran muy tranquilos se convirtieron en algo más salvaje, nos gruñían y nos siguieron hasta la cabaña, dormí incómodo, con frío pero dormí. 

Al día siguiente te ofrecen desayuno y convives un poco con los elefantes, ya no te subes en ellos, los perritos, que habían regresado a la normalidad y los demás viajeros. Alrededor de las 10 de la mañana te llevan a hacer "bambú rafting" en unas lanchas tradicionales hecas de bambú, lentas, se hunden y te refrescan el trasero bastante! Posteriormente ya haces rafting en forma en unos rápidos de clase baja, me divertí mucho!



Al terminar la actividad toca de nueva cuenta la comida, una especie de "tamal" de pad thai y el regreso, lento y cansado hasta Chiang Mai. Llegamos al hotel a recoger nuestras cosas y caminamos al aeropuerto, cerca de 1 hora desde la ciudad y esperamos nuestro vuelo de regreso a Bangkok, un vuelo terrible, de apenas 2 horas, pero que me dejó espantadísimo.

Tomamos un taxi desde el aeropuerto de regreso al Pho Place y como nuestra habitación ya estaba en uso, nos dieron un upgrade! Buena la nueva habitación.


domingo, 2 de abril de 2017

Chiang Mai

Quedamos con el mismo tuk tuk para que nos llevara a la estación y tomamos el bus rumbo a Chiang Mai con duración de 6 horas. Llegamos alrededor de las 14:00 hrs y caminamos hasta el Chan Chiang Mai House, un hotel bastante económico para el lujo que ofrece, 1000 bath habitación privada con baño.

El itinerario quedó de la forma en como se lo he ido narrando con base en dos eventos, la Full Moon Party, que como ya les mencioné, no se llevó a cabo por ser día feriado y el otro el Yi Peng, ese espectáculo de globos de cantoya que tan viral se hizo en internet y como el destino quiere que regrese a Tailandia, ese año no se llevó a cabo. En fin.

Recorrido por Chiang Mai

El recorrido de la ciudad lo hicimos hasta el siguiente día, iniciando con el Wat Chedi Luang Worawihan una de las grandes postales de Ching Mai, lo que inició como un edificio funerario terminó como la casa del Buda Esmeralda (actualmente en Bangkok). Aquí descubrí por primera vez esa costumbre tailandesa de hacer figuras de cera de los líderes religiosos muertos, para mi fue un choque cultural, algo tétrico pero sorprendente por lo realista de las figuras.




Al caminar fuera de la ciudad amurallada encuentras templos por todas partes, necesitarías más de 15 días para recorrerlos todos, fuimos hacia el mercado Warorot, donde encuentras cosas de todo tipo tanto para vestir como comer, posteriormente caminamos por el río Ping hasta llegar al mercado Muang Mai, que es callejero y ves mucha comida de mar en plena calle. Hasta a mi que soy latino me sorprendió lo insalubre del lugar pero la gente va como si nada comprando.

Muralla de la ciudad

El siguiente templo visitado fue el Wat Chiang Man el primer templo de Chiang Mai el cual contiene al "Chedi de los Elefantes" la construcción más antigua y bella, además de varios templos con hermosas pinturas y Budas dorados.

Pagoda de los elefantes

Posteriormente fuimos al Wat Phra Singh uno de mis favoritos, custodiado por leones, muchas figuras de cera, Budas de cuarzo y mucho por ver. 




Para finalizar el día fuimos caminando hasta el Wat Suan Dok el templo blanco, el cual es una locura! Se encuentran varios mausoleos completamente blancos, un templo y una campana dorada hermosa, realmente vale la pena la caminada para observar esta joya.



Regresamos al hotel a descansar de un día pesado, caluroso pero que dejó muchísimo en mi vida! 

lunes, 27 de marzo de 2017

La primer capital de Tailandia, Sukhothai

Salimos temprano de Lopburi con destino a Phitsanulok, una parada obligada para poder llegar a nuestro destino, tardamos alrededor de 4:30 hrs y bajamos de la estación.

Antes de ir hacia la terminal de autobuses decidimos visitar el Wat Phra Si Mahatat Worawihan Wat Yai (dilo tres veces rápido) para visitar uno de los Budas, considerado por los tailandeses, más bellos del país. Fue una visita rápida, tranquila y nos sirvió para descansar del terrible calor que hacía.



Caminamos hacia la terminal de autobuses para partir rumbo a otra de las capitales tailandesas, la hermosa Sukhothai. Es un colectivo que tarda alrededor de 1:30 hrs en llegar a la nueva Sukhothai, donde se encontraba nuestro hostal, el 4t Guesthouse, con alberca y 600 bath habitación privada.

Como llegamos algo tarde solamente cenamos y dormimos.

Al día siguiente contratamos un tuck tuck para que nos paseara por la Ciudad Histórica de  Sukhothai, nos cobró 10 USD por los dos e iniciamos muy temprano. Tardamos media hora en llegar.

Sukhothai es conocida como la primera capital de Tailandia pues en esta ciudad se encuentra por primera vez lo que sería el estilo Tailandés, hay muchísimos templos y la mayoría se encuentran en el Parque Histórico. Para entrar a él tienes que pagar 100 bath por persona.

Este lugar es hermoso, todo el parque histórico da para recorrerlo con calma, viendo los pequeños detalles y descubriendo lo que nos ofrece, hay varios templos dispersos en el parque y entre más temprano llegues menos gente encuentras y el calor es más tolerable.

Les dejo unas fotos de lo que vimos. Todas ellas dentro de la ciudad amurallada.










Posteriormente visitamos algunos templos fuera de la muralla, el más impresionante el Wat Si Chum, un templo emparedado por el cual se asoma, como observando quien se acerca, la cara de un gigantesco Buda al cual los tailandeses le rinden culto. Es un lugar hermoso e impresionante, el tamaño de la estatua te hace sentir insignificante pero vivo.




Además visitamos otros templos en la periferia como el Wat Chetuphon y algunos otros de los que no encontré el nombre pero que tenían pilares de elefantes muy buenos!





Después del día relajado gracias al tuk tuk, cenamos en la calle una especie de arroz (con consistencia de avena) con un huevo estrellado por 30 bath y fuimos a dormir.